Publicado el Deja un comentario

Freidora sin Aceite: Una alternativa Saludable

Bien sabemos que los alimentos fritos son un total deleite para el paladar y, en general, para todos nuestros sentidos gracias a la particularidad de su sabor, textura, aspecto y olor. Papas fritas, empanadas, churros, muslos de pollo, nuggets, chuletas, chicharrón, arepas, entre otros, hacen parte de esas delicias gastronómicas que cautivan hasta a los más exquisitos gustos y a las cuales es casi imposible resistirse. 

Sin embargo, en la misma medida que los alimentos fritos son deliciosos, también resultan potencialmente peligrosos para la salud, ya que aumentan el riesgo de sufrir trastornos como sobrepeso u obesidad, enfermedades cardiovasculares, varios tipos de cáncer, diabetes e hipertensión, debido a su alto aporte calórico y contenido de grasas trans, cuyo consumo está directamente relacionado con el aumento del colesterol LDL (colesterol malo) y la disminución del colesterol HDL (colesterol bueno).

Pese a esto, renunciar completamente a los alimentos fritos, bien sea por salud o por lucir un cuerpo atlético, puede convertirse en un verdadero desafío. 

Pero no te desanimes, por fortuna existe la freidora sin aceite (airfryer), una alternativa perfecta para preparar esos alimentos fritos que tanto te gustan y de una manera mucho más saludable.

¿Qué es una freidora sin aceite (airfryer) y cómo funciona?

La freidora sin aceite es un artefacto de cocina compacto que utiliza la tecnología de circulación de aire caliente a gran velocidad para “freír” los alimentos sin necesidad de usar aceite o utilizando solo una mínima cantidad de este. Funciona principalmente mediante un elemento térmico que irradia calor y un ventilador que hace circular el aire caliente alrededor de los alimentos para garantizar una cocción uniforme y eficaz.

De esta forma, ayuda a disminuir el consumo de grasa proveniente de las frituras hasta en un 80%, lo que a su vez se traduce en grandes beneficios para la salud tanto a corto como a largo plazo.

Con la freidora sin aceite (airfryer) podrás disfrutar de todas esas características que ofrecen los alimentos fritos con el método tradicional, pero sin los daños que traen consigo los medios lipídicos comúnmente utilizados para el proceso de fritura normal. Será tu aliado ideal si eres amante a las frituras y a la vez deseas mantenerte sano y en forma.

Asimismo, te permitirá obtener alimentos crocantes por fuera, conservando toda la humedad y la suavidad por dentro. Además, la fritura con aire caliente también emula las reacciones químicas (conocidas como reacciones de Maillard) que proporcionan ese color dorado típico de los alimentos preparados con freidoras tradicionales.

Y lo mejor de todo, es un dispositivo totalmente versátil que te servirá no solo para freír, sino también para tostar, asar al grill e incluso hornear.  Con la freidora sin aceite, podrás recalentar comidas, tostar panes, asar carnes, saltear vegetales u hornear pizzas, galletas, pasteles, muffins, etc.

Otras de las ventajas que ofrece la freidora sin aceite son:

•       Mucho más saludable:

Produce alimentos con menos grasa, menos calorías e incluso con menos sustancias potencialmente peligrosas como las acrilamidas.

•       Fácil de usar:

Basta con ajustar los controles de temperatura y tiempo de cocción que pueden ser manuales o digitales dependiendo del modelo. 

•       Más limpia:

Sus superficies antiadherentes te permitirán remover los residuos de comida con mayor facilidad.

•       Diseño compacto:

Gracias a su diseño compacto, ahorrarás mucho espacio en la cocina para mayor comodidad.

•       Emite menos olores:

Dado que necesita muy poco o nada de aceite para la cocción, evita olores desagradables típicos de la fritura con aceite.

En definitiva, la freidora sin aceite (airfryer) constituye una solución completa y muy novedosa para preparar tus platos favoritos de manera sencilla, deliciosa y saludable, y sin tener que preocuparte por el exceso de calorías. De seguro, una vez la conozcas y compruebes todas las ventajas que ofrece, no querrás volver a preparar tus alimentos con una freidora distinta.

Referencias:

Gadiraju, T., Patel, Y., Gaziano JM., Djoussé, L. (2015). Fried Food Consumption and Cardiovascular Health: A Review of Current Evidence. Nutrients. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4632424/

Stott-Miller, M., Neuhouser, M., Stanford, J. (2013). Consumption of deep-fried foods and risk of prostate cancer. Prostate. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23335051

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *